casa muher Desarrollo NaturalSi hay un elemento referente en la obra de todo artista, la palmera es la que más representa a Muher. Tanto que en el 2000 decidieron rodearse literalmente de naturaleza. Lo hicieron en plena huerta mediterránea, donde adquirieron una granja con un terreno de 8000 m2, en cuya cumbre ubicarían su casa-estudio. Sus paredes de cristal dejan contemplar un paraje natural protegido repleto de palmeras y Sierra Espuña dominando el paisaje que tanto les inspira en la actualidad.

En esta envidiable ubicación cohabita su estudio creativo. Allí trabajan al unísono rodeados de bocetos, pinturas, lienzos y una amplia biblioteca sobre tratados de pintura, arquitectura, catálogos dedicados a sus exposiciones y un sinfín de proyectos en marcha, donde la naturaleza y la luz inspira el color de sus obras.